¿Cómo es Cáncer en el amor? ¿Y en el sexo?♋

El comportamiento de pareja (y en la cama) de este signo zodiacal.
Cuando Cáncer se abre a la otra persona puede resultar algo mágico | Unsplash

 

La influencia de los astros es determinante en los rasgos de la personalidad y, en especial, en el ámbito del amor y el sexo. De modo que los Cáncer, esos seres que tienden a esconder su extrema sensibilidad dentro de su caparazón, se revelan como unos grandes amantes siempre que puedan tomar ellos la iniciativa y, ahí está la clave, sentirse protegidos. Puedes leer la predicción diaria de Cáncer en nuestra web especializada Horóscopo Mágico.

¿Cómo es Cáncer en el amor?

Uno de los grandes enigmas cuando hablamos de amor y zodiaco es cómo conquistar a un Cáncer, pues tienen fama de ser personas muy infranqueables que tienden a esconderse en su propio mundo. Es cierto que los nativos de este signo son personas muy sensibles, y que suelen refugiarse en su espacio de confort, pero a la vez tienen mucho que ofrecer.

Cáncer es un signo de agua, por lo tanto dotado de una enorme inteligencia, que además está regido por la Luna, símbolo de la feminidad y portadora de una sensibilidad extrema. La clave es ofrecer a los cangrejos una sensación de protección y seguridad.

En la medida que se sientan protegidos, los nativos de Cáncer irán desplegando toda la magia que llevan dentro y el intercambio puede ser muy gratificante. En una relación, Cáncer ofrece un compromiso basado en la sinceridad y la honestidad, pero también un gran predominio de la afectividad que convierte su compañía en un espacio de calidez y satisfacción.

¿Cómo es Cáncer en la cama?

Además de tener entre sus prioridades la construcción de un hogar y una familia con una pareja fiel, Cáncer puede llegar a ser un amante muy sugerente que tiene en la conexión humana uno de sus grandes pilares.

Un Cáncer, en el sexo, necesita por encima de todo sentirse protegido | Unsplash

 

Cierto. Los nativos de Cáncer no son ni los amantes más fogosos ni los más imaginativos, y no son esa clase de personas cuyas experiencias en la cama pueden llegar a ser memorables. Sin embargo, cuando han adquirido la confianza suficiente son capaces de dar más amor que ningún otro signo, y eso lo convierte en un amante especialmente íntimo.

Donde mejor se desenvuelve el signo regido por la Luna es en los preliminares. Además de ser alguien discreto y elegante en las relaciones sexuales, con él aprenderás a potenciar los sentidos y a gozar del sexo de una forma más relajada.