9 cartas para pedir perdón

Cartas para pedir perdón a tu pareja, a un hermano o a un amigo y volver a recuperar la relación. Las cartas más bonitas y románticas.
Cartas para pedir perdón y expresar tus sentimientos | Lina Trochez

Tanto la relación de amistad como de pareja se basa en la confianza y cuando esta se rompe, qué mejor que estas cartas para pedir perdón que hoy te regalamos. Puedes inspirarte en ellas para escribir aquello que no puedes expresar en persona, como un primer gesto para buscar el perdón y el acercamiento con esa persona tan importante para ti.

Cartas para pedir perdón a tu pareja

Sabes que te has equivocado, y multitud de sensaciones recorren tu cuerpo, pero eres incapaz de expresarlas en persona, o simplemente la otra persona no tiene ganas de verte. Tranquilo, respira hondo, coge papel y lápiz, y recurre a la tradicional epístola.

Aquí van algunas cartas para pedir perdón a tu pareja y que te dé otra oportunidad. Tienes que encontrar el punto entre la naturalidad y la profundidad.

1. Carta para pedir perdón a tu pareja por infidelidad

Querido amor,

Escribo estas líneas con la esperanza de que en algún momento querrás leer estas palabras de arrepentimiento. Vaya por delante mi comprensión hacia ti, entiendo tu dolor y tu amargura, y comparto todas las decisiones que puedas tomar, pero lo creas o no eres lo más importante de mi vida, y tengo que luchar hasta el final para intentar salvar lo nuestro.

Supongo que con el tiempo el dolor irá desapareciendo de tu corazón y entonces podrás escuchar mi lamento con más facilidad, amor. Créeme, si te digo que desde que pasó todo no ha pasado un solo instante en el que no me arrepienta de todo el daño que te he causado. Si alguien no se merece todo esto eres tú, el alma más pura y generosa que he conocido.

Es por eso que cada vez que me miro en el espejo me avergüenzo de mí mismo, y si te sirve de consuelo, estoy pagando con creces el precio de mi traición, pues no hay un solo día que no me hunda en este insoportable sentimiento de culpabilidad.

Y cuando pienso en ti, el corazón se me parte, porque no puedo sufrir un instante más ese dolor de pensar que la persona más buena está sufriendo por mi culpa.

Por eso te pido, mi amor, en este último grito de desesperación, que me perdones, que me des una última oportunidad para demostrarte que todo eso me ha enseñado a ser mejor persona y darme cuenta del tesoro que tengo. Hoy puede empezar una nueva vida para los dos, juntos, sin más traiciones ni engaños: porque todo lo que nos queda por hacer y por vivir es mucho más bonito y maravilloso que todo lo malo que dejamos atrás.

2. Carta para pedir perdón a tu pareja por haberle fallado

Hola mi vida,

Supongo que estarás deseando no verme más por un tiempo, ni saber de mi. Y lo entiendo. Pero si lees esta carta entenderás lo que siento, y me darás al menos la posibilidad de explicarte mi punto de vista y todo lo que pienso sobre nosotros, porque lo que he aprendido de todo esto me servirá para ser mejor en un futuro.

Mi amor, después de tantas noches sin dormir y darle vueltas a todo esto, he llegado a la conclusión de que no he sabido valorar lo que tenía a mi lado, y cuando me he dado cuenta ya era demasiado tarde. Ahora tengo que vivir con ese dolor insoportable que me corroe las entrañas cada vez que siento que no he sabido devolverte lo que tú me diste.

Pero todo ese dolor no es ni comparable al terror que asalta mi corazón cuando pienso que quizás no haya vuelta atrás. Porque vivir sin ti, cariño, sería la peor de la condena para todos mis errores. Sé que te he fallado, sé que he sido descuidado, y sé que no me has tenido ahí cuando me has necesitado, pero he aprendido de los errores.

Cuando pienso todo lo que has dado por mi, y las veces que yo te he fallado, solo puedo sentir vergüenza y repugnancia por mi ser, pero al darme cuenta de la poca cosa que soy a tu lado reconozco mi pequeñez y me impongo el firme compromiso de mejorar hasta llegar a ser aquello que tú esperas de mi. Y solo a tu lado podré conseguirlo.

No tienes que darme una respuesta ahora, mi amor, porque sé que la decepción te impide hacerlo. Solo deseo que me des esa oportunidad, porque hoy te pido perdón con la seguridad de que todo esto nos llevará a una relación más fuerte y a la felicidad.

3. Carta para pedir perdón a tu pareja por tratarla mal

Hola mi amor,

Creo que no hay palabras que logren llenar el vacío que he dejado en tu corazón por mi mala actitud, y solo espero que algún día entiendas que esta carta que ahora escribo para pedirte perdón contiene sólo las palabras que brotan de mi corazón. Y que cada una de mis disculpas nace del dolor de saber que te he perdido, y la sinceridad para volver a recuperarte.

No sé que me está pasando, amor, pero sé que mi comportamiento hacia ti ha sido malo y quiero hacer todo lo posible por solucionarlo y volver a tu lado. Porque todo este tiempo de dolor y arrepentimiento me ha servido para darme cuenta de que lo único que me importa es conseguir que los dos seamos felices y estemos juntos para siempre.

Perdón por haberte tratado mal, por no haberte dado la atención que merecías, por no haber sabido cuidar de ese tesoro que eres tú. Solo quiero que sepas que me arrepiento de todo y deseo que todo quede en el pasado, como un mal recuerdo, y que no se volverá a repetir. Jamás. Porque a partir de ahora te trataré como te mereces.

Lo más doloroso de todo es volver la vista atrás, mirar al pasado, y recordar todas las cosas buenas que has hecho por mí, y recordar que me enamoré de ti precisamente porque tienes un corazón enorme. Y sabe que te he tratado mal es algo que nunca me podré perdonar. Solo, si acaso, lograré restaurar la pena obteniendo tu perdón.

4. Carta para pedir perdón a tu pareja (y una segunda oportunidad)

Hola amor mío,

Creo que llevo tantas noches sin dormir que el cerebro me empieza a jugar malas pasadas, pero conservo aún la lucidez suficiente como para escribirte estas líneas en las que pongo el alma y el corazón con la esperanza de que me perdones. Esta no es una carta solo para pedirte disculpas, sino para volver a empezar de cero.

Es el momento de arrodillarme ante ti sin miedo ni vergüenza y decirte, desde lo más profundo de mi corazón, que siento profundamente haberte decepcionado con mi actitud. Pero de los errores se aprende, y al mismo tiempo que te pido perdón por no haber estado a la altura de lo que mereces, te confieso también mi propósito de evolucionar.

Hoy, con esta carta, muere la persona fui y nace un nuevo ser, renovado y con ilusión y esperanza para iniciar una nueva vida llena de felicidad y plenitud a tu lado. Si me das ese privilegio, mi amor, si eres capaz de perdonar todas mis torpezas y darme una segunda oportunidad, lucharé todos los días para darte aquello que mereces.

Porque, ¿Acaso no será bonito enamorarnos otra vez como al principio, desde cero, dejando atrás los malos momentos y abrazando con ilusión el futuro de felicidad que nos aguarda? Hoy empieza todo de nuevo, mi amor, si decides, como yo, que todos mis errores quedan enterrados en el olvido para siempre.

5. Carta para pedir perdón a una novia (en general)

Hola amor, 

Sé que no he estado a la altura de las circunstancias y que el daño que he causado puede ser irreparable. Sé que no he sido la persona que esperabas, pero quiero que sepas que, pese a todo, tú eres la única persona que me puede hacer mejor. Te escribo para decirte que no me imagino un mundo sin ti, que quiero compartir el resto de mis días contigo.

He estado reflexionando sobre lo ocurrido, y creo que lo que nos separa es una nimiedad comparado con lo que nos une. Pese a nuestras diferencias, que no son pocas, aquello que nos une es mucho más profundo, más auténtico. Por eso, debemos encontrar siempre un motivo para mirarnos a los ojos y recordar por qué nos queremos.

Por mi parte, me he propuesto no sólo portarme mejor contigo, sino aprovechar lo ocurrido para mejorar en todos y cada uno de los aspectos de mi vida. Sé que a tu lado lo lograré, porque a tu lado soy más fuerte.

Y si en algún momento he roto tu corazón, prometo recoger las piezas, una a una, para recomponer un amor mucho más fuerte y bonito. Recuerda que nada o nadie te debe hacer sentir mal, y que eres una persona maravillosa. Te quiero y te querré para el resto de mis días y eso, a día de hoy, es lo único que tengo claro.

Cartas para pedir perdón a un amigo

Con un tono menos romántica pero la misma carga de profundidad podrás pedir perdón a un amigo por haberle fallado, por haber contado un secreto o por haberle traicionado. Te ofrecemos las siguientes cartas para pedir perdón a un amigo, con un formato más formal y otro divertido y original, y también para pedir perdón a un familiar.

6. Carta formal para pedir perdón a un amigo

Amigo, hermano,

A veces escribir es mucho más fácil que hablar, y por eso he decidido escribirte esta carta. En ella quiero pedirte perdón, pero no como una palabra vacía, sino como un propósito para reconstruir nuestro lazo de amistad, restaurar una relación que creía invulnerable y que ahora veo como se deshace por culpa de mis errores.

Cuando estemos frente a frente podré explicarte con detalle cómo sucedió todo, pero ahora solo puedo decirte y jurarte que nunca fue mi intención traicionarte, ni mucho menos hacerte daño. La situación se fue de las manos, y acabó en algo de lo que no me siento orgulloso ni satisfecho. Quiero volver atrás, que nada de esto sucediera. Pero no puedo…

Y mientras tanto, la culpa me corroe como un veneno, y solo deseo que todo esto no haya ido demasiado lejos como para acabar con nuestra amistad. Te quiero pedir perdón desde lo más profundo de mi corazón, amigo, y decirte que todo va a cambiar a partir de ahora, porque estar lejos de ti y no tener tu amistad sería el peor de los castigos.

Si quieres, sería genial volvernos a ver, tener nuestro espacio para hablar de todo con tranquilidad, sin nervios ni reproches, y solucionarlo todo para recuperar nuestra amistad. Te pido perdón una vez más, amigo, perdón desde la más absoluta sinceridad...

7. Carta original para pedir perdón a un amigo

¡Qué pasa bro!

Sí, ya sé que estás pensando: “¡Qué pesado este tío, macho!”, pero me haré todo lo plasta que haga falta para que tu corazón me escuche. Vaya días que llevo, si tú supieras… Pero reconozco que todo es culpa mía, y por eso he decidido escribirte esta carta. Ojalá la leas y sea el primer paso para que hagamos las paces de una vez.

Si pudiera volver atrás, te juro que lo haría, tío, pero no puedo, y quiero que esto sirva al menos para mejorar y reconstruir nuestra amistad desde la sinceridad y la honestidad que siempre nos ha unido. Joder, que siempre hemos estado ahí el uno para el otro, macho, que somos como hermanos, y ahora todo esto me fastidia que no veas.

Te juro que todos los errores que cometí no fueron con maldad, ni mucho menos. Nunca te harías daño a conciencia. Pero soy consciente de que he metido la pata, y de que tengo que solucionarlo. Perdóname por todo el daño que te haya podido causar, hermano, por haberte fallado y por haber roto nuestros lazo invisible de lealtad.

Todo esto pasará, estoy seguro, y me juego lo que quieras a que un día, más pronto que tarde, nos reiremos juntos de esas malas experiencias. Joder, que la he cagado, sí, pero que somos tu y yo tío, qué vamos a hacer el uno sin el otro… Solo de imaginarlo me pongo malo. Dejemos atrás los errores, y miremos hacia adelante como siempre hemos hecho.

8. Carta para pedir perdón a un familiar

Estimado hermano,

No sabes qué rabia me da pensar la forma como he arruinado nuestra relación, la facilidad con la que he derribado todo aquello que habíamos construido juntos a lo largo de tantos años. Pero quiero tener al menos la humildad de pedirte perdón, y reconocer mis errores como un primer paso para volver a acercarme a ti y, ojalá, encontrar la reconciliación.

Primero y antes que nada, quiero decirte que reconozco todos los errores que he podido cometer contigo y soy consciente de que te he decepcionado. Perdón por no haber estado a tu lado cuando lo necesitabas, perdón por haberte traicionado aun cuando no fuera mi intención, perdón por los engaños y las mentiras, y por no haber tenido una actitud digna de hermano.

¿Recuerdas aquel pacto de hermandad que hicimos cuando éramos jóvenes? Prometimos que pasara lo que pasara, siempre estaríamos juntos, enfrentándonos a los problemas como uno solo. Ahora, hermano, te pido perdón y te suplico que aceptes mis disculpas como un primer paso para volver a estar juntos y desafiar las adversidades como uno solo.

Porque en todo lo que yo haya podido fallarte, te prometo que no volverá a repetirse. Seré tu verdadero hermano de sangre, en las buenas y en las malas, y no volveré a decepcionarte, traicionarte o engañarte, porque ahora he aprendido la lección.

9. Carta para pedir perdón a unos padres

Queridos padres,

Por fin he logrado reunir el valor suficiente para escribiros, porque después de lo que ha pasado no lograría siquiera miraros a la cara. Sé que lo que ha ocurrido ha abierto una herida que tardará en sanar, pero el perdón nos hace humanos y un hijo necesita a sus padres.

Vosotros me disteis la vida y vosotros me criasteis, transmitiendo valores que yo, con orgullo, también les daré a mis hijos. Sé que lo hicisteis lo mejor que pudisteis, pero eso no fue suficientes para que entre nosotros surgieran diferencias importantes. Pese a todo, no hay nada que el tiempo y el amor de una familia como la nuestra no pueda reparar.

Por encima del rencor, por encima de las discusiones y por encima de los malos momentos está el amor, y en una familia como la nuestra siempre hay cabida para el amor. Espero que podamos seguir riendo como siempre, compartir una mesa y disfrutar de la ilusión de los más pequeños.

Quiero que sepáis que no podría haber tenido una familia mejor, que os quiero y que siempre estaré ahí para lo que necesitéis. Incluso en los peores momentos.