Cómo vencer la timidez

A veces se confunde la timidez con introversión, pero no son lo mismo. Los introvertidos suelen preferir actividades en solitario pero que no temen los encuentros sociales. Los tímidos, en cambio quieren mayor contacto social pero tienen un temor a ser rechazados por los demás, lo que les provoca frustración.

Te daremos algunos consejos pero recuerda que a la final siempre deberás armarte de valor para superar tus miedos.

1. Realiza una lista de las situaciones que te provocan ansiedad

Haz una lista de situaciones que te generan ansiedad y ordénalas de menor a mayor, siendo lo más concreto que puedas. Cuando ya tengas una lista de 5 a 10 situaciones, pasa al siguiente punto.

2. Divídelas en etapas y enfréntate a ellas poco a poco

Cómo vencer la timidezEsto consiste en enfrentar tus miedos poco a poco, de manera que te acostumbres al tipo de situaciones que antes te provocaban ansiedad. Toma una a una las situaciones incluidas en tu lista y analiza paso a paso lo que puedes hacer para ir avanzando y ganando seguridad, realizando acciones que antes no harías pero que te ayudarán progresivamente a superar esos miedos. Una vez que puedas dominar esa actividad, vas a ir venciendo tus miedos y tu timidez.

Enfrenta tus miedos en situaciones cómodas para ti no en condiciones que odias, no intentes superar la timidez en condiciones incómodas porque estarías agregando una dificultad que no ayudará.

3. Cómo superar el miedo cuando te paralice

A pesar de realizar todas estas estrategias, siempre puede volver a aparecer el miedo, por lo tanto hay que estar bien consciente de saber cómo actuar en estos casos. Si te quedas paralizado, recuerda experiencias anteriores que te salieron bien y que puede ayudarte a superar el miedo presentado.

En el momento en que se te presenten los miedos antes de manejar una situación o a alguien, recuérdate a ti mismo la última vez que te hiciste esa actividad y como hiciste para superar el miedo, mentalízate y utiliza las mismas herramientas, recuerda si sentiste miedo, pero también que fuiste valiente y lo superaste, atreviéndote  a dar el paso, y  con un