El mejor analgésico es el amor

Se sabe que cuando estamos enamorados nada es tan doloroso y esto ahora tiene una explicación científica gracias a la Universidad de Stanford que realizó un estudio con el fin de evaluar como el amor funciona en modo de analgésico y calmante para el dolor. image005Para ello se citó a igual cantidad de mujeres que de hombres en pareja, todos ellos con una foto de su pareja y con una de alguien conocido que sea atractivo. Lo siguiente fue colocar sus manos sobre un panel térmico que manejado por computadora les daría un dolor aunque leve.

Cuando los participantes de este estudio comenzaron a sentir dolor, entonces se los distrajo con una serie de palabras en donde ellos estaban intentando demostrar que también la distracción podría funcionar para aislar el dolor y funcionó adecuadamente, pero lo siguiente era saber si el amor en sí calmaba el dolor, o solamente funcionaba como distracción para el cerebro y se comenzó con la fotografía del ser amado. Este estudio confirmó todo lo que se sospechaba, el cerebro comienza a encender el área de recompensas que está relacionado con la dopamina, al igual que cuando se consume cocaína y esto genera un efecto como el de un opioide que aísla el dolor.

ammLuego de tanto estudio se entendió que la distracción sirve para aislar el dolor porque una parte del cerebro nueva comienza a funcionar, pero el amor es aún más fuerte para calmar el dolor y genera otras partes del cerebro activas, tanto como si se hubiera tomado un analgésico. Por otro lado, estos dos métodos funcionan más que la imagen del conocido atractivo que prácticamente era lo mismo que no estar viendo nada para calmarse. Cabe destacar que solamente se ha probado el funcionamiento de la teoría en base de personas que tienen un enamoramiento reciente y no en personas que cuentan con una relación estable de años.