San valentín

He pensado en ti

He pensado en ti durante cada día de mi vida hasta hoy mismo que pensé tanto en ti que tuve que comenzar a escribir esta carta. Eres como un sueño que baila p2en mi cabeza y luego se vuelve realidad ante mis ojos. ¿De dónde has salido vida mía? Que llenas de esperanza a mi corazón luego de tanta desilusión. ¿Cómo haces para que piense en ti durante cada instante? Si tuviera forma de elegir aquello que siente mi alma, entonces te escogería nuevamente. Tú me haces respirar un aire diferente al que tenía antes de conocerte, ahora puedo sentirme completo/a y satisfecho/a con la vida porque nada me falta cuando pienso en ti.

p1Aunque piense en ti en todo momento, no pretendo que tú también pienses en mi de la misma forma. Me conformaría con que me dijeras que un día remoto te acordaste de mí, que no lo esperabas y era un día como cualquier otro, pero entonces invadió tu mente un recuerdo y ese recuerdo era yo, tal como soy ahora, entrando a tu mundo como un bandido que te roba el pensamiento. Te amo tanto que daría todo por tenerte, si pensarte a veces no es suficiente entonces quiero complacer mis ansias de mirarte, por lo menos un instante. De este modo podría armar un nuevo recuerdo de ti que me lleve a pensarte como nueva, como la de ahora y no la de antes. En mi mente tu estas presente, también en mi corazón, mi alma piensa en ti y nunca podré ya olvidarte.